aprender a dejar ir

Sabes como salir a adelante? debes aprender a dejar las cosas viejas y remplazarlas con energía positiva.

 

Es natural sentir temor por las cosas nuevas, es por ello que muchas veces nos aferramos a cosas del pasado como un amor, un trabajo, etc. Y a veces no tanto porque amemos eso sino porque nos hemos acostumbrado a ello.

 

Si fueras un pez, necesitarías agua nueva y limpia para estar mejor, pero antes deberías deshacerte del agua vieja y sucia.

 

Así que es lo mismo que debes hacer en tu vida, ese debe ser tu propósito.

Aquí compartiré contigo 5 formas de lograr dejar ir lo viejo y disfrutar de nuevas cosas en tu vida.

1.        Reconcíliate con tu pasado

Este es uno de los pasos más importantes y lo primero que debes hacer, para disfrutar del presente y las cosas nuevas, primero debes reconciliarte con tu pasado.

 

Eso significa que debes dejar atrás los sentimientos de culpa, las autocríticas por las cosas que hiciste y el rencor hacia personas que te lastimaron.

 

Muchas veces cuando te cuesta tener una relación de pareja sana, se debe a que tu subconsciente tienes almacenado sentimientos negativos producto de relaciones pasadas donde sufriste.

 

Incluso las vivencias de la infancia crea  sentimientos que afloran en tu nueva relación, por ejemplo si eres una mujer y de niña veías como tu padre era violento y abusaba físicamente de tu madre, toda esa impotencia de no poder hacer nada creó sentimientos reprimidos de venganza.

 

Luego cuando tengas una pareja, inconscientemente tratarás que se haga justicia y las peleas serán constantes porque en el fondo tu relación te recordará momentos traumáticos de tu niñez.

 

Una de las cosas más liberadoras es el perdón, para ello debes reflexionar sobre las causas de tu comportamiento, identificar a las personas que te hicieron daño y pensar que tú no tienes por qué cargar con es mochila pesada.

 

La vida es como subir una montaña, tú no tienes por qué llevar ese peso extra inútil, libérate de él, perdona a esa persona y decide vivir feliz.

 

Como te dije antes, si fueras un pez, luego del perdón,  eso como si hubieras botado el agua sucia y veras como si te atreves a probar nuevas cosas, llenaras tu vida de agua limpia para ser más feliz.

 

 

2.        Aprende a disfrutar de las cosas simples de la vida

No necesitas grandes cosas para ser feliz, te lo explicaré con estas dos breves historias:

 

·             Un día un hombre es invitado a una gran fiesta con muchos amigos y la pasa muy bien aunque sabe que muchos de ellos son superficiales pero igual está agradecido por todo.

 

·             Otro hombre con menos “suerte” quien tiene problemas de dinero visita un amigo que también está pasando por momentos difíciles y lo único que tiene para comer ese día es un pan rancio, sin embargo lo comparte con su amigo y lo hace con cariño.

Déjame preguntarte algo:

 

¿Quién dio más? ¿El millonario que  organizó la fiesta o el hombre que compartió lo único que tenía ese día para comer?

 

En cosas simples como compartir un pan con la persona que estimas hay una gran felicidad y sentido de humanidad.

 

La felicidad está en sentirte en paz contigo mismo, en poder dormir tranquilo pro las noches y levantarte con un propósito para ese día sabiendo que tu vida tiene sentido.

 

Aprende a disfrutar de la compañía de los demás, de una charla sincera y divertida con un amigo, en conocer personas nuevas y tener nuevas experiencias.

 

Las cosas materiales son importantes pero tienen limitaciones, ese celular moderno que tienes deberás cambiarlo en ocho meses, pero un amigo sincero estará contigo toda una vida.

 

3.        Atrévete a probar cosas nuevas

¿De qué tienes miedo? La vida es un parpadeo, es muy corta. Las personas felices son las que están bien consigo mismas porque hacen y viven de lo que aman.

 

Si tienes un trabajo en el cual no ganas lo que quisieras ya no te satisface ni te ayuda a desarrollarte como persona ni profesionalmente y de pronto tienes una idea para emprender y tener algo propio, nunca faltará la voz que querrá condenarte a tu pasado diciéndote:

 

“Pero al menos tienes un trabajo seguro, hay personas que tienen que trabajar de barrenderos o limpiando baños”

 

Esa es una forma sutil de decirte confórmate, baja la cabeza, cállate y sigue trabajando que nada cambiará.

 

Si Bill Gates, fundador de Microsoft, hubiera hecho caso a comentarios de ese tipo, probablemente estaría hoy atado al escritorio de una oficina por un sueldo a fin de mes.

 

En lugar de eso, el a los 19 años, dejó Harvard para dedicarse a su pasión que son las computadoras y desarrolló un lenguaje de programación a un chip que revolucionaria el mundo.

 

Él se atrevió a seguir su camino y lo que le apasionaba y se convirtió en billonario a los 31 años.

 

No te estoy diciendo que dejes tu trabajo mañana mismo sino que mientras estas allí, intenta encontrar tu camino.

 

Últimos Pensamientos

 

Atreverte a aprender nuevas cosas, a conocer a nuevas personas, a romper la rutina, a tocar un instrumento, a bailar, etc.

 

Como te dije la vida es demasiado corta y no se repetirá para que hagas las cosas diferentes, no desperdicies tu oportunidad y vive cosas nuevas hoy mismo.