translate-post

[prisna-google-website-translator]


Cómo Ser Mas Paciente Con Mis Hijos

5-consejos-para-ser-mas-paciente-con-tus-hijos

 

Una madre una vez le pidió a su hijo que escoja un globo en su color favorito. El niño dijo “rosa” y cogió el globo de color rosa. La madre dijo: “No, escoge mejor el amarillo, el amarillo es mejor”. Entonces la madre le cambió el globo rosa al niño y le entregó el globo amarillo.

 

¿Alguna vez se siente la necesidad de intervenir y formar opiniones de su hijo, los gustos, y para completar las tareas que parecen estar haciendo “ma;” o “demasiado lentas”? Si es así, estás enseñando a tu hijo unas cuantas lecciones inútiles, incluyendo que el niño debe confiar en ti para tomar decisiones, que la impaciencia es una virtud, y que quien cuida del niño siempre va a arreglar las cosas en lugar de tener que asumir la responsabilidad personal.

 

Hay una balanza donde en un lado tenemos el control y como queremos que las cosas se hagan y por el otro lado tememos el aprendizaje; Que queremos que nuestros hijos aprendan por si solos sin tener que intervenir y “rescatarlos”.

 

Hay un montón de razones por las que podemos perder la paciencia con un niño. Si tratamos de tomar conciencia del por qué la perdemos, podemos ser capaces de tomar medidas preventivas, superar la impaciencia, y ejercer más paciencia. Como padres de familia, debemos aprender a dejar ir un poco sin perder el control a pesar de los líos, la frustración y errores que inevitablemente. Ya sea que quieras ser más paciente con tu hijo, o con los niños con quien trabajas, un poco de paciencia es vital para tu propio salud mental.

 

Aquí compartiré contigo 5 pasos para ser más paciente con tus hijos.

Planea tu próximo día:

Hay veces queremos hacer muchas cosas durante el día y nos frustramos cuando vemos que el día está pasando y no has terminado tu larga lista de cosas por hacer. Si vives con esta presión de hacer mil cosas a la vez, y tu hijo se demora poniendose los zapatos, es muy probable que te frustres aun mas.

 

Antes de acostarte, haz una lista de las cosas que debes hacer el día siguiente. Escoge las 3-4 más importantes. Se realista con tu tiempo, todos queremos ser la mujer maravilla y hacer todo, pero simplemente debemos escoger prioridades y organizar el día al rededor de lo que podemos hacer.

 

Es importante llevar un orden. Piensa sobre todo en los posibles problemas que podrían suceder, anticípate a ellos y piensa cómo se podrían solucionar.

 

Ten en cuenta en tu planeación que algunas cosas se podrán demorarán mas que el tiempo que tenías planeado para ellas. De esa forma, le das espacio a cada prioridad para ser realizada y no estas corriendo como una gallina sin cabeza todo el día y los nervios de punta.

 

Duerme bien:

Las personas que duermen poco están de mal humor y con falta de energía, explotan fácilmente y no tienen paciencia para lidiar con nadie, ni con los hijos, así que procura dormir mínimo unas 7 horas.

 

No me digas que no tienes tiempo. Todos tenemos las mismas 24hrs, solo que cambiamos las prioridades de las cosas que hacemos cuando las hacemos. Solo es cuestión de organizarte y crear un nuevo horario.

Comunicación asertiva

Cuando era pequeña en mi casa, existía la famosa “chancleta” pero no se usaba muy seguido. Hoy en día la chancleta es solo una historia de “aquellos tiempos”. Como no podemos lanzar chancletas, entonces muchos optan por desahogar su frustración e impaciencia gritando. En vez de gritar y decir que lo está haciendo mal, que “que estaba pensando” cambia la forma como te comunicas.

 

Los niños son concretos, ellos van a tomar todo lo que dices de una forma muy literal, así que recuerda que las palabras tienen mucho filo, y lo que puedes decir en un momento de rabia puede causar muchas heridas por muchos años.

Escucha su historia

Es muy importante que tus hijos sientan que son escuchados. Dales la oportunidad que te expliquen lo sucedido y el por que tomaron las desiciones que tomaron.

 

Deja que el mismo entienda y de cuente que hizo que esta mal y por que esta mal. Tu labor como padre es guiarlos y enseñarles a ser mejores personas. Todos cometemos errores, y debemos aprender que todo en la vida tiene causa y efecto.

Haz que ellos piensen en la solución

Pregúntale qué cree que debe hacer para solucionar el problema; por ejemplo si rompió un florero, el mismo podría sugerirte que le descuentes cierta cantidad de dinero que le das en la semana para comprar uno nuevo.

Pídele que haga la promesa de que lo sucedido no volverá a pasar. Dile que lo amas mucho y que confías en que cumplirá su promesa.

 

Como te das cuenta eso es mucho mejor que decirle que está castigado sin televisión por un mes, de ese modo, tu hijo aprende a asumir sus propios errores y a remediarlos.

Reglas claras y el chocolate espeso

Mi madre siempre decía “las cuentas claras y el chocolate espeso” en este caso, las reglas claras. Es muy importante crear expectativas en casa. Escribe una lista de reglas que todos en casa debe respetar, podrías también incluir las opiniones de tus hijos sobre esas reglas para que así ellos sientan que no eres tu quien les está imponiendo todo sino que ellos también pueden tomar decisiones y ser importantes.

 

De ese modo el número de incidentes y pleitos domésticos será mucho menos frecuente por que hay expectativas de comportamiento y consecuencias claras si estas se rompen.

Este paso es muy importante por que eliminará que te sientas responsable de tu comportamiento de la forma que empezaras a decir “soy un mal padre, lo estoy haciendo mal” y crear un espiral de pensamientos negativos que solo te llevaran a la ira y explotar.

Date tu propio tiempo

Ser madre o padre no significa abandonar lo que uno ama. Sino es administrar mejor el tiempo para atender a los hijos, el trabajo, etc. Y también para nuestro propio desarrollo.

 

¿Cuándo fue la última vez que saliste con tus amigas al cine? O a bailar. Veras que tendrás mucho mejor humor y paciencia si además de ser madre o padre, también te ocupas de ti y disfrutas de esas cosas que has abandonado.

Debes cuidar tanto de ti como lo haces con tu familia

Últimos Pensamientos

Tus hijos imitan como eres. Ellos serán como un reflejo de la forma como los educas. no solo lo que dices pero tu comportamiento y como actúas.  Si ven en ti alguien impaciente e intolerante, que grita cuando se frustra en vez de calmarse y hablar sobre las cosas, que no te sorprenda si un día empiezan a actual igual. Siembra bien y cosecharás el bien.

 

Si necesitas tomarte un tiempo para pensar y procesar el error que cometió tu hijo, lo mejor es apartase  y salir a caminar, tomar aire libre y pensar las causas consecuencias y cual es el aprendizaje que deben aprender sobre la situación. Nadie dice que es una regla que tienes que hablar sobre el tema ahí mismo mientras todos están alterados.

 

Estamos aquí para que sean mejores personas. Así como el manual de padres no viene cuando nacen los hijos, ellos tampoco llegaron con un manual para ellos. Cometerán muchos errores, así como tu también los has cometido y aprendido de ellos.

 

Haz todo de un lugar de amor, y ánimo que con amor todo se puede.

¿Tienes algún consejo que te ha servido para ser más paciente? escríbelo en los comentarios

1 thought on “Cómo Ser Mas Paciente con mis hijos

  1. Excelente articulo, realmente es muy importante el que mantengamos la tolerancia y la paciencia y sobre todo el no perder nuestro función que es el de formar un ser humano que al final sea: comprensivo, amoroso y sabio de pensar y reaccionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.