Las Cuatro estaciones del Crecimiento Personal 

Hoy estaba leyendo en el internet y me encontré con la siguiente escritura. No soy de mucha religión, pero creo que todo en la vida está conectado y los mensajes hay que escucharlo.  Por lo tanto, se los quiero compartir.

“Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar; tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar; tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar; tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar; tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar; tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz”. Eclesiastés 3:1-8

 

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora Click To Tweet

 

Habrá momentos de nuestra vida cuando nos encontramos cayendo como hojas de árbol en pleno otoño. Preguntándonos por qué se nos está derrumbando nuestro mundo si todo iba tan bien, Pero tal vez no lo estaba y hay cosas mejores por descubrir. Sentimos que nos arrancan el tapete en el que estábamos parados y en un solo jalón – ¡fuacate!  al piso vamos a dar. Entonces lentamente aprendemos a levantarnos de nuevo, y a ver como todo a nuestro alrededor va cambiado. Sentimos miedo, ansiedad al sentirnos extraños a medida que ese mundo que conocíamos va cambiando.

 

Sentiremos el aislamiento del invierno, lleno de nieve, viento aullando afuera mientras buscamos la seguridad del fuego que arde dentro de nosotros. Empezamos a tener un viaje interno y consentirnos, recordamos el amor propio, y agarramos fuerzas, recordamos quienes somos dentro y de que somos capaces.

 

Nos llegan nuevas ideas, creamos nuevos planes y encontramos nuevos hábitos. Sentiremos la esperanza de la primavera: sentimos pequeños brotes en nuestras venas como nuevas hojas crecen en los árboles. Empujan con todas sus fuerzas con el más mínimo rayo de luz.

 

Y es así que llegamos a experimentar una sensación de paz y de fuerza para dejar atrás el dolor, la ira, y lo que nos controla. Experimentamos esa libertad y esa diversión y tranquilidad como si estuviéramos tomando el sol un día de playa en pleno verano. Donde las olas vienen y van, y así experimentamos el calor del verano y nos damos cuenta que, aunque hemos caído hace un tiempo atrás, somos fuertes y hemos llegado a ser mejores personas y como una cebolla, hemos pelado una capa que ya no necesitamos. Entendemos que la vida sigue y que las estaciones de la vida son estaciones de crecimiento.

Hoy es primero de diciembre y es el primer día del invierno, donde le daremos un tiempo de “spa” a nuestra salud mental. Es un tiempo donde vamos a darle tiempo a nuestra mente, cuerpo y alma para descansar y recuperarse.

 

En esta estación descubriremos:

  • Que es el amor propio y como practicarlo día a día
  • Cuáles son las herramientas que podemos usar para conocernos mejor
  • Entendiendo tus retos internos y como recuperar el poder
  • Cómo desprendernos de las creencias pueden bloquear tu vida
  • Cómo descansar una mente inquieta
  • Cómo recargarnos internamente
  • Cómo descubrir nuestro propósito de vida
  • El poder de la compasión y la amabilidad

Regístrate en el blog para que te lleguen los artículos más leídos y los nuevos en el 2019 a medida que vamos evaluando cada estación y practicamos ejercicios mentales para crecer como personas.