[prisna-google-website-translator]


por que nos ponemos nerviosos

Algunos de nosotros somos más propensas al nerviosismo que otros, pero incluso la gente más relajado tener sus momentos de sentirse seriamente ansioso.

No se puede evitar – la vida está llena de estrés, situaciones que inducen ansiedad y otros eventos que hacen que tus palmas suden. Pero por que nos ponemos nerviosos?

 

¿Cuántas veces has arruinado algo por estar muy nervioso? Pudo haber sido un discurso en la escuela, una presentación en el trabajo o aquella vez que le declaraste tu amor a alguien por primera vez.

Todos en algún momento hemos sido traicionados por nuestros nervios y desearíamos retroceder el tiempo para cambiarlo todo.

Como dicen los psicólogos, si se conoce la causa, se podrá conocer la cura.

 

¿Por qué nos ponemos nerviosos?

Nuestra evolución

Todo tiene que ver con nuestros antepasados, si los primero hombres no hubieran desarrollado esa sensación de miedo o nerviosismo, hubieran caminado muy felices hacia los dientes de un tigre, las garras de un oso y su raza se hubiera extinguido.En un mundo peligroso e incierto, era muy útil para los primeros seres humanos que sean capaces de reaccionar ante el peligro con rapidez y eficacia.

 

Por eso, los humanos y otros animales han desarrollado una protección llamado “miedo”. Una protección hacia lo desconocido.

Esta respuesta de miedo estaba conectado en el sistema nervioso. Está diseñado para darle una gran cantidad de adrenalina, fuerza y velocidad cuando se está bajo ataque, con el fin de protegerse de dos formas:

Pelear  con Fuerza
Correr a gran velocidad

 

Cuando los primeros humanos se enfrentaron a los animales salvajes peligrosos, por ejemplo, la respuesta de miedo les ayudó a correr y esconderse.  También les ayudó a encontrar la fuerza necesaria para vencer en la lucha. Incluso se les ayudó a hacerse el muerto, si fuera necesario.

 

Pero adelante unos cuantos millones de años, donde ya no tenemos que interactuar con tigres, no con osos sino con la jefa en la oficina, el novio, el chico que te gusta, la muchacha en la tienda.

Rara vez nos enfrentamos a los animales salvajes en los tiempos modernos- no sea que te hayas ido de campamento a la selva –  pero debido a nuestro antepasado evolutivo, seguimos reaccionado de igual forma que lo que lo hacían nuestros antepasados ante lo desconocido y que el cuerpo lo clasifica como desconocido.

 

Peligros tan cotidiano como hablar en público, prepararse ante una entrevista importante, una importante presentación en el trabajo, o una reunión familiar estresante.

 

Todos estamos familiarizados con la sensación desagradable de los nervios sin control, esas maripositas en el estomago, el sudor en la palma de nuestras manos. Entonces, ahora que no hay que batallar contra tigres y osos, ¿que nos pone nervios? Muchas veces es la relación que tenemos con nuestro pasado, y las experiencias que tuvimos en ese entonces.

 

Nuestras propias experiencias que en un momento nos hicieron sentir de una determinada forma.

 

Imagina que en tu pasado en la escuela, la primera vez que saliste a hacer una presentación frente a la clase, no te fue muy bien, estabas sudando, olvidaste mucho de lo que ibas a decir y la chica o chico que te gustaba o dejaba de mirarte ¡eso sí que es terrible!

 

Luego, años después, cuando tengas que hacer una presentación, los recuerdos conscientes o subconscientes de ese evento traumático te harán sentir nervioso porque justamente esos recuerdos harán desencadenarán la liberación de hormonas del estrés, como la adrenalina y la noradrenalina razón por la cual te sientes nervioso, tembloroso, y hasta podrías sudar.

Ahora que ya sabes cómo es que te pones nerviosos te daré unos prácticos consejos para tener en cuenta la proxima vez que te pongas nervios.

 

Las palpitaciones de corazón –

Un corazón de carreras es uno de esos efectos secundarios súper divertido (ok.. no es divertido!)  de ansiedad que a menudo pueden hacerte sentir más nervioso. palpitaciones del corazón son causadas por las oleadas de adrenalina que acompañan a la ansiedad. Además, el sistema nervioso simpático se pone en alerta hiper cuando estás nervioso y que puede hacer que su corazón se acelere.

 

Cuando siento estas palpitaciones yo….

 

 

Salgo a correr

La ejecución de los músculos puede reducir la cantidad de síntomas de ansiedad y me calma un poco, posiblemente mejorar su capacidad para hacer frente a la ansiedad.

Las distracciones mentales

Si no puedes obligarte a dejar de pensar en un algo, como un evento que está por venir, y sientes que entre más piensas en ello más nervioso te pones. Entonces, necesitas una distracción mental, algo que te ayude a relajar la mente. Has visto esos libros de colorear para adultos ?

La ciencia dice que esto te ayuda a relajar la mente. Yo cargo uno portable entre mi cartera para aquellos momentos donde necesito controlar mi ansiedad y nervios.

Si no te gusta colorear, busca un hobby al que puedas acudir ya sea un poco de arte, ferretería, trabajo en madera etc… en donde puedas ocupar la mente.  Este tipo de combinación distrae a todos sus sentidos, y hace que sea más difícil para centrarse en pensamientos negativos.

 

Habla con alguien

La terapia es una herramienta muy valiosa para controlar los pensamientos nerviosos, ya que combate directamente los procesos de pensamiento defectuosos. Pero para aquellos que no pueden pagar el tratamiento o negarse a buscar a la terapia, hablar con alguien que se preocupa por ti es la mejor alternativa.

Llama a una amiga, un familiar, o alguien en quien tengas confianza y te escuche. Muchas veces al hablar en voz alta y expresar lo que sientes te puede ayudar a escucharte a ti mismo y escuchar lo racional e irracional que está pasando por tu mente.

Últimos Pensamientos

Sentirse nervioso es normal, viene de nuestra raíces como seres humanos. El cuerpo nos da señales como palpitaciones en el pecho o maripositas en el estomago al enfrentar ciertas situaciones.Para controlar los nervios y no dejar que se apoderen de ti, siempre hay algo que puedas hacer. Lo importante es que no te dejes consumir por ellos.